“Heavy Metal”: He-Man para +18

fotograma_heavy-metal-1

Muchas veces en la edad adulta nos puede la nostalgia y tendemos a mitificar las cosas vividas en la adolescencia. En éste caso, tenía ganas de rememorar las sensaciones que tuve al ver una película de animación diferente, donde abundaba la violencia, el sexo y la música metal. Hoy toca hablar de “Heavy Metal”.

“Heavy Metal” (1981) – Vista el 30/09/2016

Título original: “Heavy Metal” (90 min.)

Director: Gerald Potterton

Guión: Dan Goldberg, Len Blum (cómic)

Reparto principal: Animación

Género: Animación para adultos, Fantasía, Música

¿De qué va? (Sin Spoilers)

Una esfera verde contiene el mal que ha influenciado en toda la galaxia y a lo largo de la historia a criaturas de todo tipo para cometer actos atroces. La esfera revelará diferentes historias a una jovencita que se ha cruzado en su camino.

Heavy Metal no sólo es un estilo musical

En los años 70 existía en Francia una revista llamada Métal Hurlant que contenía historietas de cómic de temática fantástica y de ciencia ficción. En Estados Unidos decidieron importar esa revista traduciendo sus historietas al inglés y llamándola Heavy Metal. Contenía historias de grandes autores del cómic como Enki Bilal (“Las falanges del orden negro”), Moebius (“El teniente Blueberry”) o Milo Manara (“El clic”) y más tarde se incorporaron autores que aportaban tonos y historias muy diferentes, como Steffano Tamburini que con su personaje “Ranxerox” trajo un punto de violencia nunca visto en el cómic por aquellos años. Aquí en España, muchos de esos autores y historietas fueron recopilados en la publicación ya inexistente “El víbora”.

Ivan Reitman, ultraconocido por ser el director de “Los cazafantasmas”, fue uno de los productores que quiso que la gran pantalla acogiera una adaptación del particular universo del cómic, y en una producción estadounidense y canadiense con más de mil dibujantes, consiguió su objetivo.

Nostalgia ochentera, heavy metal, violencia y poco más… ¡Ah! ¡Tetas!

Como decía en la introducción a la crítica, muchas veces tenemos tendencia a idolatrar las cosas vividas en la juventud como si tuvieran más valor del que realmente tienen. Por eso, muchas veces revisionar cosas de nuestra infancia o adolescencia puede ser duro, como cuando miramos los álbumes de fotos de cuando éramos más jovencitos y alucinamos con nuestros peinados, chándales y pintas en general. Con la película de Heavy Metal me ha sucedido exactamente esto. La recordaba como una película transgresora, con escenas de violencia que nunca había visto en animación, con muchos desnudos y escenas de sexo y una banda sonora del mejor heavy metal de los 70, encabezada por los míticos Black Sabbath. Y todo eso es cierto sí, pero se queda todo en una carcasa sin fundamento.

Con la excusa de una esfera que contiene el poder del mal y que quiere explicar a una jovencita su influencia en diferentes criaturas y épocas, la película se divide en pequeños cortometrajes que forman la historia completa. Quiero comentar que la mayoría de películas episódicas tienen el problema de la irregularidad de calidad en sus historias y de la dificultad de conseguir un tono uniforme entre ellas, aunque con grandes excepciones como la argentina “Relatos Salvajes”. En “Heavy Metal” se hace muy patente esto que comento, puesto que empieza con una historia de ciencia ficción bañada con elementos de thriller, con un taxista inmiscuido en una historia de mafia y mujeres fatal, que nos pone el caramelo en la boca. El problema es que lo que debería ser un increscendo de historias se convierte en la mejor historia de la película, desinflándose con cada una de las historias que la preceden. Historias absurdas, con escenas de sexo gratuito, con todavía más escenas de violencia gratuitas y sin ningún ápice de sentido del humor, tomándose demasiado en serio así mismas y queriendo dotar a la película de una épica inexistente. Eso hace que la película aburra, es alucinante pero lo hace. No soy de dormirme viendo películas, y he tenido una cabezada rota por un riff de guitarra que me ha sobresaltado.

Sobre la animación, comentar que tiene el encanto del cine y series de animación de los 70 y 80. Con una animación artesanal que recuerda en muchos momentos a dibujos como “Gi-Joe” o “He-man”. De hecho, en una de las historias podemos encontrar a una mujer despampanante que busca una espada legendaria para enfrentarse a unos malvados que han acabado con toda una civilización, a lomos de una bestia alada. ¿Tufillo a alguna serie antes mencionada? Gracias a ésta animación tan característica se llena la pantalla de nostalgia y a la vez se convierte en un gran homenaje a las viñetas de la revista americana, el problema es que estos dibujos se encuentran vacíos de contenido, mostrando una detrás de otra un seguido de historias absurdas y sin ningún tipo de gracia, que además sufren de un ritmo bastante lento en su mayoría.

El apunte positivo se lo lleva la banda sonora de la película. Las canciones de Heavy Metal de los 70 escogidas para la película (algunas de ellas grabadas expresamente para ésta) encajan a la perfección con las imágenes. El problema es que una película de 90 minutos no se puede sostener sólo con una buena banda sonora.

fotograma_heavy-metal-2

Resumiendo que es gerundio

La nostalgia que sentimos muchos por las películas y series de los 80 muchas veces nos hace revisar material que nunca debería haber sido desenterrado. Eso sucede con “Heavy Metal”. Película con el encanto de la animación de los 70 y los 80, con una gran banda sonora pero con una historia de pequeño relatos dentro de ésta donde predominan el sexo y la violencia pero planteadas sin ninguna gracia y tomándose demasiado en serio así misma. Si eres muy fan del cine de animación la puedes ver como curiosidad, si no, existe cine de animación mucho mejor que éste.

Lo mejor: la historia del taxista (la única que se salva) y la banda sonora

Lo peor: las historias tienen una conexión absurda entre ellas, muchas no tienen pies ni cabeza y lo peor de todo: son aburridas

Te gustará si… te gustan los cómics de los 80, especialmente la propia revista Heavy Metal y eres un apasionado del cine de animación por encima de todo

La odiarás si… tienes expectativas y caes en sus redes por la etiqueta de película de animación para adultos o película de culto

Me gustó más que: Legend of Lemnear

Me gustó menos que: Ninja Scroll

Nota: 3/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s