Filmografía básica: Sidney Lumet

Sidney_Lumet

¡Nueva sección! Me encanta hacer críticas de las series y películas que se van estrenando, pero siempre me queda la espinita clavada de revisionar o descubrir películas clásicas. Por ello, arranco la sección “Filmografía básica” en la que escogeré a un director, actor o guionista y hablaré de algunas sus obras más míticas. Una degustación que, espero, deje con ganas de profundizar más en sus filmografías. Para el debut de la sección, he escogido 5 películas de uno de los grandes directores de la historia del cine y creador de la película que ha inspirado el nombre del blog: Sidney Lumet.

12_Hombres_Sin_Piedad

“12 hombres sin piedad” (1957)

Doce miembros de un jurado deben decidir la inocencia o culpabilidad de un joven acusado de haber matado a su padre. Todos creen en la culpabilidad del joven, menos uno de ellos, que pretende crear un debate para generar una duda razonable sobre la culpabilidad del joven.

“12 hombres sin piedad” supone el debut en la dirección de Sidney Lumet y se ha convertido por peso propio en la mejor película de su filmografía y en una de las mejores de la historia del cine. Un intenso debate de 90 minutos en el que un jurado popular ha de decidir la suerte de un joven marginal acusado de asesinar a su padre. De los doce miembros que forman el jurado, únicamente uno de ellos es el que decide considerarlo inocente, abriendo una discusión en la que cada miembro del jurado ha de mostrar sus argumentos para defender su postura. Protagonizada por un siempre espléndido Henry Fonda y con un gran elenco de actores entre los que destaco a un intenso Lee J. Cobb y a un nervioso y repelente Jack Warden, la película pone todo el peso en el teatralizado e impecable guion de Reginald Rose. La dirección es brillante y ofrece algunos maravillosos planos secuencia dentro del único espacio cerrado en el que se sucede la acción: la sala de deliberación. Por poner un ejemplo, en el primer momento que se nos muestra la sala, la cámara irá moviéndose alrededor de los diferentes miembros del jurado, haciendo una presentación tanto del espacio como de las diferentes personalidades de cada uno de ellos. En el film presenciaremos el enaltecimiento del debate, del arte de la discusión, para luchar contra los prejuicios y las ideas preconcebidas que todos tenemos establecidas en la mente. “12 hombres sin piedad” supone una ácida crítica al racismo, al sistema judicial americano y a la pena de muerte. El debut de Sidney Lumet consiguió tres nominaciones a los Óscar, película, director y guion adaptado, aunque finalmente no se llevó ninguna estatuilla. Con escenas que consiguen ponerte la piel de gallina, no queda más que aplaudir que existan obras cinematográficas como ésta. Obra maestra.

Serpico

“Serpico” (1973)

Frank Serpico es un policía íntegro, que a diferencia de sus colegas de profesión, nunca se deja sobornar. Precisamente por ello, recibe presiones para que coja dinero de las extorsiones que ejercen sus compañeros a los delincuentes. Ser incorruptible en un cuerpo policial corrupto, le enfrentará a situaciones peligrosas.

“Serpico” es la adaptación cinematográfica del libro biográfico de Peter Maas sobre Frank Serpico, un oficial del Departamento de Policía de Nueva York que denunció la corrupción de la policía en los años 70. Frank Serpico nació en Brooklyn, hijo menor de Vincenzo y Maria Giovanna Serpico, dos inmigrantes italianos. A los 18 años se alistó en el ejército y luchó dos años en Corea del Sur. Posteriormente, pasó a formar parte del Departamento de Policía de Nueva York, dónde pasó de ser policía uniformado a ir vestido cómo civil. Serpico siempre defendió que la policía estaba lejos de la realidad y que tenia que acercarse a la calle, por eso peculiares formas y vestimentas. Lentamente fue descubriendo la corrupción que existía en todos los estamentos policiales, al ver a sus compañeros aceptando sobornos, extorsionando y siendo violentos de forma gratuita. Serpico nunca aceptó dinero y se mostró incorruptible, lo que le conllevó graves problemas con sus propios colegas. Sidney Lumet exhibe de nuevo su maestría en la dirección con una película con un tono realista y frío, que muestra el paso del tiempo y como Serpico se va introduciendo cada vez más en un pozo de soledad frente a la corrupción, a través de múltiples elipsis. El papel protagonista recae en un Al Pacino en estado de gracia, que acababa de interpretar a Michael Corleone en “El Padrino” de Francis Ford Coppola, y que realiza en “Serpico” una de las mejores actuaciones de su carrera. Inicialmente vital y energética, para poco a poco hacerse más brutal e intensa, según se va complicando la situación de su personaje. El film consiguió dos nominaciones a los Óscar, mejor guion adaptado para Waldo Salt y Norman Wexler y mejor actor para Al Pacino, que aunque no ganó, venía de recoger el Globo de Oro a mejor actor por el mismo papel. Acompañar a Frank Serpico en su lucha contra la corrupción de la policía, deja un sabor amargo pero satisfactorio, y una vez más, nos invita a la reflexión sobre esa lacra a exterminar.

Asesinato_En_El_Orient_Express

“Asesinato en el Orient Express” (1974)

En el legendario y lujoso Orient Express, que conecta Istambul con París, se ha cometido un asesinato. Lo que no se imaginaba el asesino, es que el gran detective Hércules Poirot, estaría entre los pasajeros del tren.

“Asesinato en el Orient Express” es considerada una de las mejores adaptaciones al cine de las novelas de Agatha Christie. En Istambul, el detective Hércules Poirot recibe un telegrama que le pide que cancele todos sus compromisos para volver de inmediato a Inglaterra, por lo que decide viajar en el Orient Express que parte esa misma noche. Durante el largo viaje, el tren quedará detenido en Yugoslavia a causa de una tormenta de nieve y se cometerá el asesinato de uno de los pasajeros. Poirot será el encargado de resolver el misterioso asesinato. La novela fue publicada en el año 1932, y cosechó gran éxito de crítica y público, ofreciendo todo lo que cualquier fan de las novelas detectivescas y de misterio pueda esperar: un asesinato irresoluble, personajes internacionales con una coartada perfecta y finalmente, una resolución imposible que resulta convincente. Sidney Lumet realizó una adaptación perfecta de la novela, partiendo de la premisa de ser fiel al material original, incorporando un elenco de actores que era una gran representación del mejor Hollywood de la época (Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave y un largo etcétera) y mostrando elegancia y glamour tanto en los planos como en los decorados y vestimentas. La película obtuvo seis nominaciones a los Óscar de los cuales consiguió una estatuilla, la de mejor actriz secundaria para Ingrid Bergman. Cuando el tren inicia su recorrido, la película te arrastra en su espiral de misterio, a manos de su casting coral y un gran y extravagante Hércules Poirot.

Network

“Network: Un mundo implacable” (1976)

Howard Bale es un veterano presentador de informativos al que se le ha comunicado que en dos semanas será despedido por las bajas audiencias. En uno de sus últimos programas, anuncia que se suicidará en directo, provocando una gran expectación de los medios y los espectadores.

“Network: Un mundo implacable” es una de las más feroces críticas a los medios de comunicación que se ha visto en una obra cinematográfica. El veterano presentador Howard Bale ha recibido el anuncio de que será despedido en dos semanas por las bajas audiencias que está consiguiendo su noticiario. En uno de sus últimos programas, Howard cuenta delante de las cámaras que se suicidará en directo, pegándose un tiro. El hecho provocará un gran revuelo entre los medios de comunicación, los espectadores y los propios dueños de la cadena, que verán en este hecho un gran filón a explotar para ganar audiencia. La película es todo un tratado ácido y mordaz sobre los extremos a los que están dispuestos a llegar los medios de comunicación para conseguir grandes audiencias y así apaciguar los intereses de las grandes corporaciones que los controlan. También arremete contra un público que de forma pasiva acepta los mensajes que se le mandan sin que exista ni un ápice de crítica e incluso ataca a los movimientos sociales y políticos que luchan contra esta realidad y que acaban sometidos por su poder y absorbidos por su juego. El sensacionalismo es una fuente poderosa de atracción para el ser humano, los medios de comunicación lo saben, lo proporcionan, y eso les genera grandes cantidades de dinero. La ética periodística se deja de lado para pensar solo en las audiencias independientemente del contenido que se esté proporcionando. Un mensaje de una obra que tiene más de 40 años y que si dejamos de lado su apariencia y medios tecnológicos, es de rabiosa actualidad. Fue premiada con 4 premios Óscar: mejor actor, actriz y actriz de reparto para Peter Finch, Faye Dunaway y Beatrice Straight, respectivamente, y mejor guion para Paddy Chayefsky. Howard Bale es reciclado por la propia cadena para convertirse en un mesías en el que el público vea canalizada toda su rabia, escuchando fervientemente un mensaje que cree que apaciguará su ira y solucionará todos sus problemas. El símil con Donald Trump, da miedo.

Antes_Que_El_Diablo_Sepa_Que_Has_Muerto

“Antes que el diablo sepa que has muerto” (2007)

Andy es un ejecutivo con graves problemas de adicción y Hank gasta prácticamente la totalidad de su sueldo para pagarle una pensión a su ex mujer. Los dos hermanos están desesperados por conseguir dinero, así que decidirán atracar la joyería de sus propios padres.

“Antes que el diablo sepa que has muerto” es un potente thriller y supone la última película realizada por un Sidney Lumet de 83 años, que celebra a su vez, los 50 años de su debut con “12 hombres sin piedad”. Andy y Hank son dos hermanos que llevan vidas muy diferentes. Andy es un reputado ejecutivo que gana grandes cantidades de dinero trabajando en una agencia inmobiliaria, pero tiene un grave problema de adicción que hace que le desaparezca de las manos rápidamente. Hank, prácticamente vive en la mendicidad y le debe meses de pensión a su ex mujer. Las deudas les ahogarán de tal manera, que estarán decididos a hacer cualquier cosa para ganar dinero. Andy le propone a Hank una solución a todos sus problemas: atracar la joyería de sus padres. Será un atraco sin armas reales, y el seguro cubrirá todos los inconvenientes. Un plan sin fisuras, hasta que todo se desmorona. Lo que inicialmente parece una propuesta de thriller al uso, basado en un atraco a una joyería por parte de dos hermanos, se convierte rápidamente en un film centrado en mostrar las miserias de una família a través de diversos saltos en el tiempo, utilizando una estructura compleja de constantes flashbacks que giran entorno al dia del atraco. El foco se pondrá sobre tres personajes: Hank (un Ethan Hawke que cumple expediente), Andy (un Philip Seymour Hoffman apoteósico) y Charles, el padre de ambos (un Albert Finney magistral). La espiral de dolor y desesperación no cesará hasta llegar a su punto cumbre al final de la película, en el que los personajes no dudarán en realizar acciones atroces para salirse con la suya. Una obra de cine negro trágica, oscura y con una estructura narrativa muy particular que demuestra la maestría en la dirección de Sidney Lumet. La película fue ignorada por los premios Óscar, que curiosamente, en el 2004 otorgaron a Lumet el Óscar honorífico, cuando aún tenia por delante una obra como esta. Se hace duro ver la actuación de un Philip Seymour Hoffman que precisamente años después seria encontrado muerto en su apartamento de Manhattan por una sobredosis de cocaína y heroína. Ironías de la vida.

3 comentarios en “Filmografía básica: Sidney Lumet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s