“The Florida Project”: La colorida América profunda

TheFloridaProject1

Todos soñamos en algun momento de nuestra vida con ir a Disneylandia, pero no pensamos en las vidas que pueden existir alrededor de ese mundo de fantasía. Una película ha puesto el foco en esa particular realidad, y ha cosechado por el camino buenas críticas y una nominación a los premios Óscar. Hoy toca hablar de: “The Florida Project”.

“The Florida Project” (2017) – Vista el 20/02/2018

Título original: “The Florida Project” (115 min.)

Director: Sean Baker

Guion: Sean Baker y Chris Bergoch

Reparto principal: Willem Dafoe, Brooklynn Prince, Bria Vinaite y Caleb Landry Jones

Género: Drama, Independiente

¿De qué va? (Sin Spoilers)

Una niña de 6 años y sus amigos, viven en Florida, en un motel cercano a Disney World. Ajenos a los efectos devastadores de la crisis, pasarán el verano jugando y viendo como sus mayores se comportan de formas que no llegan a comprender.

La inocencia puesta a prueba

La infancia es una época mágica llena de juegos, sueños y diversión. Tenemos fe ciega en las personas más cercanas a nosotros y no nos importa abrirnos con desconocidos con tal de hacer nuevos amigos. Pero también es la época en que nos damos cuenta de que no comprendemos todo lo que sucede a nuestro alrededor, y descubrimos que tanto en nosotros mismos como en nuestros allegados, existen limitaciones.

“The Florida Project” tiene como protagonista absoluta una niña de seis años llamada Moonee. Ella y sus amigos, pasan el verano haciendo gamberradas, sin ningun tipo de control paterno. Su casa está situada en los alrededores de Disney World, en Florida. Viven en un motel llamado Magic Castle, que un dia fue pensado para hospedar a la ingente cantidad de turistas que aportaba el parque de atracciones, y hoy en dia, alberga a personas con graves problemas económicos que han hecho de ese motel su residencia habitual. La madre de Moonee se llama Halley, practicamente no sale de la habitación del motel y su única preocupación es fumar, salir de fiesta y conseguir algun tipo de dinero para pagar el alojamiento. Scooty es el mejor amigo de Moonee, y está todo el dia jugando en la calle con ella, ya que su madre está trabajando en una cafeteria. Todo se sucede bajo la mirada de Bobby Hicks, gerente del motel y única persona que mira de poner un poco de orden y cordura en ese pequeño ecosistema.

Dentro de su reparto coral destacan tres nombres: Brooklyn Prince, Bria Vinaite y Willem Dafoe. Brooklyn Prince es la encantadora niña protagonista que interpreta a Moolee. En ella podemos ver los efectos de la falta de límites en su educación y de los problemas económicos que hay a su alrededor. Es la infancia personificada mirando de buscar entretenimiento en los largos dias de verano y sin ningún tipo de control. Vitalidad y travesura por partes iguales. La madre de Moolee es Halley, una magnífica Bria Vinaite que consigue con su actuación bordar un personaje que genera un odio parecido al que generaba la madre de Clareece en “Precious”. En esta ocasión, no existe ningún tipo de maltrato físico y Halley quiere a Moolee, pero su forma de vida y absoluta despreocupación por ella pueden ser igual de destructivos para la pequeña que las agresiones. El tercer personaje en discordia es Bobby Hicks, interpretado por un Willem Dafoe que ha sido nominado a los premios Óscar por su actuación, bordando a un gerente que pone equilibrio en el caos que es el motel y que se preocupa por cada uno de los huéspedes que estan en él. Siempre con buen humor, paciencia infinita y resignación, sabiendo que por mucho que mire de intervenir, la mayoría de veces sucederá lo inevitable.

Los moteles y estructuras alrededor de Disney World son el marco perfecto para la historia que se quiere explicar. Pese a su colorido y formas de edificios de fantasia, la decadencia se hace evidente, tanto por los individuos que se pasean por ellos como por esa esencia de glória pasada que transpiran las diferentes instalaciones. Un contraste entre el colorido de los espacios y de las ropas de los personajes con el drama que se está explicando en pantalla, que nos hace reflexionar sobre la artificialidad de esa felicidad de postal. En Disney World las familias van a vivir los sueños de la infancia, en sus alrededores, se abre paso la miseria y la tragedia.

Sean Baker dirige y coescribe (junto a Chris Bergoch) este drama social con el tono del mejor cine independiente americano. Usa de punto de partida la infancia, se centra en mostrar diversos momentos del verano de Moolee y aprovecha el entorno tan particular existente en esa zona para ser un reflejo de lo que ha conllevado para muchas personas la famosa crisis económica que tanto se dice haber superado. Habla sobre unos Estados Unidos azotados por los problemas económicos y sociales en las clases medias y bajas. Habla sobre el contraste de la riqueza y la pobreza al solo cruzar unas calles. Y sobretodo, habla de la magia que existe en la infancia, y como esta choca de bruces con la cruda realidad.

TheFloridaProject2

Resumiendo que es gerundio

“The Florida Project” muestra el verano de Moolee, una niña de seis años que vive en un motel a las afueras de Disney World. Su madre Halley solo piensa en fumar y divertirse y no tiene ningun tipo de miramiento al despreocuprase de Moolee. Ellos son solo una pequeña muestra de la gran cantidad de vecinos que residen en ese motel, antes pensado para hospedar a turistas interesados en ir a Disney World, y ahora llenos de personas con graves problemas económicos. El gerente del motel hará todo lo posible por ayudar a los huéspedes, pero no podrá frenar los acontecimientos que a muchos de ellos les deparan sus vidas. Un reparto coral en el que destacan Willem Dafoe (el gerente ángel de la guarda), Brooklynn Prince (la adorable y traviesa niña de seis años) y Bria Vinaite (la odiosa madre). Una historia (coescrita con Chris Bergoch) y dirección de Sean Baker que se reflejan en el mejor cine independiente americano y que aprovechan al máximo la decadencia de los edificios coloridos donde se albergan los personajes para dejarnos descolocados con el contraste: el de una felicidad artificial y una triste realidad.

Lo mejor: El contraste de los coloridos escenarios y la vitalidad y optimismo de la infancia con la crudeza de la historia narrada. Tres nombres: Willem Dafoe, Brooklynn Prince y Bria Vinaite.

Lo peor: Que la realidad sea todavía más dura de lo que vemos en la película.

Te gustará si… Te interesa mínimamente el cine independiente y los retratos sociales.

La odiarás si… No te gusta aproximarte a historias que supongan una fotografia de lo que está sucediendo en entornos menos favorecidos de nuestra sociedad.

Me gustó más que: Estiu 1993

Me gustó menos que: Los 400 golpes

Nota: 9/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s